sábado, 23 de mayo de 2009

LO QUE VALE LA PENA

¿Por qué hay momentos en que miro a mi alrededor y veo tantas cosas que valen la pena? ¿Por qué hay momentos en que aunque cierre los ojos e intente imaginarlo no encuentro nada que valga la pena, especialmente en mi misma?
¿Cuál es el secreto? ¿No pensar? ¿No sentir? ¿No emocionarse? ¿No contagiarse ni de las alegrías ni de las tristezas?
Necesito la fórmula mágica.

1 comentario:

Dédalus dijo...

Yo no tengo una fórmula mágica, desde luego, pero te puedo decir que sólo sueño con vivir despierto.

Un abrazo, Delia.