sábado, 9 de mayo de 2009

PEPE

"Jose María Martín se queda ingresado"
No, no puede ser.... ¿cáncer? ¿qué? ¿riñón completamente afectado? ¿tal vez ha pasado al hígado?.
Hermana mía, no sabes cómo siento la impotencia de no estar junto a ti, de dejarte mi hombro para llorar y rodearte con mis brazos para darte mi calor, para quedarme con tus hijas mientras tu le apoyas y él a ti, en su cama del hospital...Pero estoy a 700 Km. Pepe no se merece esto. Tú no te mereces esto. Marina, Candela y Gracia tienen que pasar por ello a sus 15, 10 y 3 años..
Lo dura que es la vida siempre me sorprende. Tú siempre rezando y pidiendo y soñando con los demás, creyendo para que otros superen sus problemas, sus enfermedades. Tú, con esos oídos perjudicados por la sordera pero siempre atentos a la escucha.
Y ahora, Marian ¿quien te escucha a tí? ¿a quien lloras tú con tus problemas?
Mi oración, mi energía, mi luz estará permanentemente encendida por vosotros.
___________

Pepe es fuerte pero esto es tan o más fuerte que él. Pepe tiene 49 años, lo sé...Pepe piensa que la hipoteca ya está pagada, que tiene un buen seguro de vida. Pepe quiere que la vida siga mientras él lucha sin quejarse, mientras se concentra en vencer esta gran putada que se llama CÁNCER.
Esa palabra horrible ha segado muchas vidas, lo sé. Sin embargo, otros han luchado con uñas y dientes y se han aferrado a seguir. Pepe es de éstos últimos. A Pepe le da la "real gana" vivir. Él lo dice. Él lo manda. No está acostumbrado a seguir las normas.
Marian, amiga, esta triste pesadilla no va a ser eterna. Sólo deseo que el despertar sea pronto y que, mientras tanto, puedas mantenerte en pié. Este peso es muy grande, si, pero todos te necesitan: él y tus tres preciosas hijas.
Desde la distancia te abrazo como si estuvieras a mi lado y derramo contigo las lágrimas contenidas del dolor de estos últimos días de pesadilla.

1 comentario:

Dédalus dijo...

Ojalá Pepe lo consiga. Y Marian y sus niñas estén cerca, con él... Espero seguirte en el blog, Adela, como para confirmar el buen desenlace que va a tener esta dura prueba.

Un fuerte abrazo. A los seis.